Información

Bienestar decorativo: un colchón con aire acondicionado

Bienestar decorativo: un colchón con aire acondicionado

La temperatura corporal juega un papel esencial para dormir bien por la noche. El frío o el calor nocturno incluso podrían tener efectos terapéuticos gracias al colchón con aire acondicionado. Explicaciones. En tiempos normales, mantenemos nuestra temperatura corporal alrededor de 36.7 ° C. Pero una temperatura más baja tiene un efecto analgésico, antiinflamatorio y vasoconstrictor (disminución del calibre venoso). Por lo tanto, el frío es un aliado contra las piernas pesadas y cualquier problema de calor nocturno. Por el contrario, una temperatura más alta promueve el flujo sanguíneo, relaja los músculos y combate dolores, lumbalgias y otras contracturas. El calor también resolverá todos los problemas del extremo frío.

¿Cómo funciona el cubrecolchón con aire acondicionado?

Diseñado por un angiólogo flebólogo, Climsom le permite enfriar la superficie misma en la que se encuentra el durmiente, de 18 ° a 48 ° C. Se coloca debajo de la sábana ajustable y se adapta a todas las camas. El agua, calentada o enfriada por un controlador térmico colocado debajo de la cama, fluye a través de una red de tubos finos en el cubrecolchón para llevar la cama a la temperatura deseada. Un control remoto le permite controlar la temperatura al grado más cercano para brindarle la comodidad deseada. Precio: 140x190 cm cubrecolchón: 419 euros.